2016

Finalizando el año [Jueves, 29 de diciembre] Con este viaje pretendíamos escapar de la sobredosis de sofá y televisión. Necesitábamos ejercicio, salir de casa. Los días 24 por la tarde y 26 por la mañana también estuvimos trabajando un poco.
Salimos, como siempre, alrededor de la 8 de la mañana. A pesar de que no nos cundió, hicimos bastantes cosas: pintar, emplastecer, quitar pesadas piedras de lo que va a ser el jardín, barrer y ordenar, …

Con una sulfatadora aplicamos a las paredes de piedra una lámina de una especie de barniz incoloro al agua para evitar la caída de la arena del mortero.

El viernes a la una del mediodía salíamos para Pinseque, habíamos quedado en Zaragoza con los amigos para tomar cañas.

Lijando la tarima [Viernes, 16 de diciembre] Dejé a Pili en el Campus de la Plaza de San Francisco alrededor de las ocho menos cuarto. A continuación, me dirigí a el Actur, tenía que recoger la lijadora de madera que había reservado. Era de noche y llovía. Me perdí, me costó encontrar la tienda. A las nueve salía para Ganuza.

Ya en el pueblo, después de saludar a mi madre y almorzar, llamé Ignacio para que me ayudara a bajarla del coche, pesaba más de cuarenta kilos. A las doce me ponía a lijar.

Fueron un montón de horas pasando la máquina con lija de 180, un mínimo de dos veces por tarima. En un tramo en el que estaba muy sucia tuve que usar la lija de 120. Era la primera vez que utilizaba esta máquina, el resultado final así lo delata. Se nota cómo en las paredes donde había que levantar el rodillo la lija ha profundizado demasiado en la madera. A pesar de ello estoy satisfecho con lo realizado, creo que ha quedado a punto para barnizar.

El sábado, después de cargar la máquina en el coche con la ayuda de Kepa, salía para a las doce para Pinseque.

salon_bomYa queda menos [Lunes, 5 de diciembre] Hemos comprobado que Javier ha trabajado mucho, la instalación eléctrica está casi acabada, los mecanismos ya están montados y tenemos energía en casi todos los enchufes e interruptores. En cuanto a la instalación de la tarima aún falta un poco.
Pili se ha dedicado fundamentalmente a limpiar la piedra, un labor ingrata pero necesaria. Yo he estado acabando restos: dar masilla entre los azulejos de la cocina, poniendo pequeños trozos de pladur entre vigas, luciendo rotos, … y forrando el suelo de cartón para proteger la tarima.
El miércoles a las doce y veinte salíamos para Pinseque.

tarima_rastrelTarima [Semana del 21 de noviembre] Kepa y Zigor estuvieron toda la semana colocando los rastreles para instalar la tarima de roble. Una labor muy árdua y minuciosa si tenemos en cuenta la altura del rastrelado y la cantidad de tubos que había por el suelo.

Los azulejos de la cocina [Viernes, 19 de noviembre] De nuevo el viernes fuí a Ganuza para regresar a Pinseque el sábado a las doce, quería llegar a comer. Prácticamente dediqué todo el tiempo a cubrir con azulejos al trasdosado de la cocina. No me quedó muy bien, aunque falta por llenar de pasta las juntas y esto se supone que mejorará el aspecto.
Se ha iniciado la instalación de la tarima. Kepa y Zigor estuvieron poniendo rastreles.

cocinaLa cocina [Viernes, 11 de noviembre] Después de 20 días hemos vuelto al pueblo. Resfriados y una celebración en fin de semana impidieron que fueramos a Ganuza. Nos dedicamos a limpiar paredes y arreglar cosas pendientes, además pusimos el trasdosado que será uno de los lados de la cocina.

El domingo por la mañana salimos para Zaragoza muy cansados, el viernes y el sábado fueron jornadas muy largas.

puerta_tapia_IILa puerta de la tapia II [Lunes, 21 de octubre] De nuevo he quedado con Angel y Patxi. Cuando llego a Ganuza, alrededor de la 10, ya han preparado el hueco de la chimenea. El resto de la mañana lo dedicamos finalizar la puerta de la tapia. Aún falta algún detalle. Comentar que la mocheta (pilar) derecha no ha gustado a las personas que han pasado por la calle. Teníamos que haber puesto piedra en vez de ladrillo y mortero. Estoy convencido de que en cuanto tengamos un poco de tiempo quitaremos ese mortero para cubrir el pilar con piedra.

 tapia1tapia1La puerta de la tapia I [Lunes, 10 de octubre] Quedamos con Angel y con Patxi, estuvieron el lunes y el martes. Iniciamos el derribo de la parte de la tapia en la que se va a montar la puerta. Un hueco de 4 metros de muro generó tres remolques de escombro, una barbaridad.

Como se puede ver en las fotos, no conseguimos rematar la faena. Mientras, Pili se dedicó fundamentalmente a limpiar las paredes de piedra del interior de la vivienda. El jueves por la mañana apenas pudimos trabajar, la lluvia se interpuso en nuestro empeño. A las doce y media salíamos para Pinseque.

Como pilares para sujetar la puertas se han utilizado dos vigas de madera laminada de 100 x 200. Previamente las protegimos con un “lasur” al agua específico para madera de exterior. Cuando tengamos tiempo añadiremos un tejadillo que proteja la madera.

tapiaLa tapia [Viernes, 23 de septiembre] De nuevo madrugamos para ir al pueblo, hemos quedado con Patxi y Angel, están haciendo el alicatado de baño y cocina. Nuestra labor fundamental ha sido limpiar y arreglar los desperfectos de las paredes de piedra. Antes de poner la tarima habrá que aplicar una líquido para formar una fina película que evite la caída de la arena del mortero.

Hemos visto cómo ha quedado la tapia, no he participado en el remate de la misma y me ha penado, hubiera querido estar ahí. Ya sólo queda hacer la puerta. Va a resultar una tarea un poco complicada, por la cantidad de escombro que se va a generar, y muy laboriosa.

Estoy muy contento con este paredón, se han metido muchas horas para sanearlo y rehabilitarlo pero ha merecido la pena, ha mejorado la estética de la calle, creo que va a ser una magnífica tarjeta de presentación para la casa.

salon1Pintando y otras cosas [Viernes, 2 de septiembre] Salimos temprano, paramos en Estella, en Belarra, para elegir azulejos y baldosas. La mayor parte del tiempo la dedicamos a pintar pero también hubo tiempo para llenar un remolque de escombro.

Lo más llamativo fue que después de más de un año volví a bajar al pozo para seguir sacando escombro, tiene ya una profundidad que da un poco de miedo. Montamos una polea sobre una escalera de tijera, Pili se encargaba de tirar de la polea y sacar la “caldereta” de escombro. De esta forma avanzamos mucho.

Hacía mucho calor en el pueblo. El domingo a las diez y media de la mañana salíamos para Pinseque, nos esperaba una temperatura de 39 grados, la casa la encontramos a 26,5 grados.

paredPiedraSuaveDe vacaciones II [Lunes, 8 de agosto] Madrugamos como siempre, habíamos quedado a las diez en Ganuza con Angel y Patxi para preparar la finalización de la tapia y la puerta, hacer el baño y poner otra chimenea. A las once se fueron, tenían que llevar a su padrastro al hospital.

pozoA partir del martes nos acompañó Patxi. Muchas actividades: acabamos con la tapia, ya sólo queda el remate y la puerta, restauramos una parte de la pared de piedra del corral de la vaca, empotramos dos cajas de distribución eléctrica, arreglamos un poco el pozo, un alfeizar y pintamos algunos paneles de pared probando pinturas.

paredOcreLa pintura ha sido esta vez una fuente de satisfacción, el color que probamos para el salón-cocina es una “piedra medio” recomendado por Esther, la sobrina de Pili. Ha quedado muy bonito y elegante. Para las habitaciones probamos un “ocre vivo” clásico que también queda muy bien. En todo momento hemos tenido presente que había que conjugar la pintura con la piedra y con las vigas de madera. Estamos muy satisfechos.

El miércoles a las 18,30 h. salíamos para Pinseque, contentos pero agotados.

De vacaciones I [Lunes, 1 de agosto] Este viaje tiene algunas peculiaridades que lo hacen muy especial. Viene conmigo Pili, Canela hace 15 días que nos dejó, estamos de vacaciones y vamos para varios días. Esto es lo peculiar, el resto son rutinas aprendidas hace ya meses. Yo sigo pintando techos y Pili prepara los pilares y las vigas de soporte para, posteriormente, barnizarlo con “Pino Oregón”.

El Martes se acercaron Javier el electricista y Kepa, su amigo y carpintero. Javier me dejó dos cajas de distribución para empotrar y a Kepa le enseñé lo que había que hacer: poner la tarima del suelo y hacer la escalera. Me gustó, me dejará trabajar con él, hacer de ayudante. Por fin voy a trabajar con un carpintero.

Los días no dieron para mucho. Hicimos alguna escapada a la Venta de Larrión, una de ellas con los sobrinos, a tomar cerveza de trigo. El jueves salimos de Ganuza a las 12 de la mañana en busca de nuestra casa, en busca de un descanso necesario.

Pintando IV [Jueves, 7 de julio] Hemos cogido dos días de vacaciones, Pili se queda en casa con Canela yo me voy al pueblo por la ruta de siempre, a la hora de siempre. Paso por Estella, tengo que ir a Bellarra, necesito más barniz para las maderas. Entre el jueves y el viernes me dedico de nuevo a pintar y para no sucumbir al aburrimiento del rodillo y la paletina, dedico unas horas cada día a preparar la tapia, liberando las piedras de esa unión de mala calidad. El sábado a las doce y media salgo para Pinseque.

Pintando III [Viernes, 24 de Junio] La rútina se repite, madrugo para ir a Ganuza y el sábado a la una del mediodía salgo para Pinseque. En esas 14 o 15 horas de trabajo lo único que he hecho ha sido pintar el techo. El yeso que hay entre viga y viga. A pesar de contar con un andamio que facilita las cosas, acabo con el cuello dolorido y contracturado. Estoy harto de pintar.

pinturaPintando II [Viernes, 17 de Junio] Es una repetición del día 24. La fotografía muestra cómo el blanco se ha apoderado de la pared. Estamos buscando un color, Alitxu nos recomienda un gris claro, iría muy bien con la piedra y nos permitiría amueblar la estancia con todo tipo de muebles.

vigas-pintadasPintando I [Viernes, 10 de junio]  Salgo a las 7:45 h. para Ganuza. Me detengo en Estella, en Almacenes Belarra, tengo que comprar pintura y mirar piedras para coronar la tapia que da a la calle. A las once ya estoy pintando. Doy una segunda mano con una pintura de escasa calidad y por último he iniciado una tercera mano con una pintura de calidad. El yeso va a necesitar un mínimo de tres manos con una buena pintura.

No sabíamos qué tinte elegir para las vigas del techo. Al principio pensábamos que lo mejor sería nogalina, al final las hemos tintado con color de pino. Este es el resultado. Nos gusta. No sé si es lo que queremos, no es definitivo.

Estuve muchas horas pintanto, acabé muy cansado. A la una y media del sábado salía para Pinseque, habíamos quedado para tomar copas con Olga y Santiago.

amanecer1Electricidad y pintura [Viernes, 20 de Mayo] Había quedado con Javier, el electricista, para acabar de poner los tubos corrugados. Estuvimos hablando mucho a lo largo de la mañana dándole vueltas a cómo sería la mejor distribución. Se fue a las 14:30 horas.

Por la tarde me puse a realizar los deberes que me había dejado: bajar tres tubos desde el tejado por la chimenea de aireación. Esto me costó bastante tiempo y una buena dosis de paciencia, también coloqué el cable de cobre que conectará la caja de distribución con la la barra de la toma de tierra.

A la mañana siguiente, sábado, me dediqué a dar una imprimación especial de pintura a las paredes que no eran de piedra (pladur y yeso). A las doce y media salía para Pinseque.

Intenté plasmar una salida muy colorida del sol pero no obtuve buenos resultados, esta fotografía es lo mejor que pude conseguir.

carcomaAnticarcoma [Viernes, 14 de Mayo] La rutina de un viernes en el que voy a Ganuza, todo se repite, las horas, los kilómetros y, a veces, el aburrimiento. Este fin de semana me dediqué fundamentalmente a dar anticarcoma a las vigas, con brocha, una labor un poco pesada. Acabé a las 10 de la noche ya que después de aplicar el ponzoñoso líquido tuve que cubrir las vigas con plástico. Ya estamos casi listos para empezar a pintar.

Al día siguiente, sábado, salí muy pronto para Zaragoza, habíamos quedado para comer en Utebo con Olga y Santiago.

chimeneaLa chimenea [sábado, 30 de Abril] De nuevo madrugar para ir a mi pueblo. Continúe el śabado y el domingo dando pasta a las juntas de las placas de yeso y lijando, además pude dar un producto anticarcoma a las vigas de madera de uno de los domitorios. El sábado fue una jornada muy larga, acabé a las 9 de la noche. Al día siguiente madrugué, a las 7 de la mañana estaba paseando por el pueblo haciendo fotografías, hacía mucho frío, tal vez 1 o 2 grados, acabé con las manos congeladas.

Pero lo más reseñable fue ver la chimenea que han montaron Angel y Patxi a lo largo de la semana, aún habrá que hacer dos más, pero ésta es la más importante por que por ella saldrán los humos de la calefacción de biomasa. También intentaron acabar con una gotera “sistémica”, es el tercer intento que se hace, a ver si esta vez da resultado.

encintarEncintando 2 [viernes, 22 de Abril] Hay que madrugar, tengo que llevar a Pili a Zaragoza. La vuelta la hará en autobús hasta Pinseque, y del pueblo al Lago andando. A veces paga un precio excesivo por tener sólo un coche.
Una vez en Estella me paro en Suministros Montejurra para pagar un árbol, un Prunus Pisardi, que habían llevado el jueves a Ganuza. Lo primero que hago cuando llego es plantarlo, me cuesta un rato. Espero que éste tenga más suerte que su antecesor y sobreviva. El resto del viernes y el sábado lo dedico a seguir encintando. No consigo acabar, voy muy lento, tendré que dedicarle algunas horas la próxima vez que vaya. El sábado a las 13 h. salgo para Pinseque, por la tarde salimos a Zaragoza.

Nota: le llaman encintar a cubrir la juntas entre placas de yeso con un unas tiras de papel microporoso, estas cintas se tratan con una pasta especial.

Encintando [viernes, 15 de Abril] Pili tiene fiesta, no la tengo que llevar a Zaragoza con lo cual podemos levantarnos un poco más tarde. Salgo a las 07:45 h. para mi pueblo. Nada que reseñar en el viaje de ida. El viernes y la mañana del sábado las voy a dedicar a encintar, soy malísimo y muy lento, y a sacar la piedra de la pared de la huerta, lo que será el jardín. A las 12:30 h. del sábado salgo para Pinseque, por la tarde hemos quedado con Olga y Santiago. En la carretera que va de Fustiñana a Tauste paro unos minutos para hacer unas fotografías a las estribaciones de las Bardenas Reales.

pared_jar2La pared de piedra [Martes, 29 de marzo] Otro viaje sin historia, salí a las ocho menos cuarto de Pinseque, paré en Estella para ir a Belarra, tenía que pedir un presupuesto para cambiar la teja y poner aislante en el tejado que falta. A las diez y media llegaba a Ganuza, saludé a mi madre, almorcé y a currar. Me dediqué a preparar el tajo, las herramientas utilizadas la azada y el martillo eléctrico. Al día siguiente, con Paxi, nos dedicamos toda la mañana a recoger las piedras de la pared interior de lo que será el futuro jardín. A las cinco de la tarde salía para Pinseque.

pladur22Fin de la tabiquería [Miércoles, 23 de marzo] Había quedado con Lorenzo a las diez de la mañana. A las once lo dejé sólo con el techo del baño y fui a Estella a por placas de pladur. A la vuelta ya le pude ayudar. Me había levantado a las seis y media de la mañana y dejaba el tajo a las ocho y media de la tarde. Fue un día duro y largo, diez horas y media trabajando, pero mereció la pena, acabamos de cerrar los tabiques.

Tratando las vigas de madera [Viernes, 26 de febrero] De nuevo madrugamos, llevo a Pili a la Uni y salgo para Ganuza. Esta vez voy por la autopista hasta Calahorra, estoy un poco aburrido de ver siempre el mismo paisaje, lo he recorrido demasiadas veces. Hoy no hay gremios, estaré sólo, podré ir a mi aire. Una de las caras de los tabiques ya está colocada.

pueblo_nevadoLas dos primeras horas me dedico a limpiar, después a tratar con anticarcoma las vigas del techo, esto me llevará días. En este viaje he terminado con las vigas de una de las habitaciones y el baño, después las he forrado con plástico, una labor un poco ingrata. He tenido que utilizar una plataforma de andamio apoyada en una escalera y en un marco, montar andamios en los espacios que han dejado los tabiques de pladur se hace complicado. Además de limpiar y aplicar anticarcoma dediqué más de tres horas a colocar el tubo de aireación de del baño. Esta fue toda mi actividad.

Lo más reseñable fue el temporal de agua y nieve que cayó y que cubrió la sierra de blanco. Además nos quedamos sin cobertura telefónica. Como no hice ninguna fotografía a la obra, acompaño estos párrafos con una fotografía del pueblo.

placas2Perfiles y placas de yeso [Viernes, 19 de febrero] Toca ir a Ganuza. A las 10 había quedado con Lorenzo para poner los tabiques de pladur que faltaban. Estuvimos trabajando hasta la 6 de la tarde, se hizo un poco duro. Plantear los perfiles llevó su tiempo, este chico es muy meticuloso con los niveles, muy perfeccionista, 8 años dando tumbos con el pladur lo avalan.

 

 

perfiles2Sobre 15:30 h. llegó Javier con su hijo. Estuvimos comprobando las dificultades para sacar los tubos corrugados que habíamos instalado, el aislamiento que se había puesto en el trasdosado de la fachada dificultaba su localización, además yo los dejé demasiado cortos. Quedamos en que volvería a Ganuza la semana que viene, cuando estuviera colocada una de las caras de los tabiques de pladur.

A las 18:30 horas salgo para Estella con el remolque de Barco. En Almacenes Belarra cargo 15 placas de yeso, el remolque aguanta bien la carga pero el coche iba mal, se nota que tiene demasiados años. Haciendo cálculos posteriores compruebo que hemos cargado casi 600 kilos, una barbaridad, la carga máxima de remolque es de 400 kilos.

trasdosado2El sábado continuamos Lorenzo y yo con la perfilería y las placas, dejamos de trabajar a las 15 horas. Volverá el lunes para dejar el tajo acabado y dar paso a Javier, el electricista, y al fontanero. Como deprisa, me echo una corta siesta y salgo para Pinseque a las 17:30 horas.

Esta última fotografía corresponde al trabajo de pladur realizado por Zipo y sus chicos. Demasiadas esquinas que resolver y demasiados huecos que tapar.

neoporAislamiento de la fachada [Semana del 8 al 12 de febrero] Sigo sin ir al pueblo, la obra avanza mucho más cuando no estoy yo. Rubén, a través de Arentia SL, se ha encargado de aislar la fachada por dentro y realizar el trasdosado. Además de ser una persona muy seria y comprometida con su trabajo, está especializado en aislar casas “passivhaus”. Han forrado el interior de la fachada con paneles rígidos de 5 cn. de neoport, todo los posibles huecos han sido tapados previamente con espuma de poliuretano y después se han puesto los perfiles y los paneles de lana de roca. Un trabajo excelente.

lana_roca

Se nota que las cámaras de los móviles han entrado en las obras, se toman las fotografías a muy baja resolución y en unas condiciones lumínicas poco apropiadas. Las tres últimas fotografías añadidas en este diario así lo confirman.

colector_alfonso_2Colector 2 [Sábado, 6 de febrero] Esta fotografía me la envía Alfonso por móvil. Ha tenido que deshacer el trabajo que hice yo la semana pasada,  había puesto teflón en el colector, no había que hacerlo ya que la tuerca incluía un “ovalillo”. Deshacer mi trabajo y volver a conectar todos los tubos al colector le costó menos de dos horas. A mi, conectar 7 tubos me llevó más de 4 horas y encima no lo hice bien.

colectorColector [Viernes, 29 de enero] De nuevo en Ganuza, he quedado con Rubén a las 15:30 h., encargado de hacer el trasdosado de la fachada, tiene que ver cómo han quedado los tubos por lo que va a ir el agua de la calefacción y los cables. Mientras llega me dedico a unir los tubos multicapa al colector. Sufro un montón, la labor es simple, enroscar una tuerca en el colector, pero se convierte en una labor complicada, el tubo es un incordio. Cada tuerca me cuesta enrocascar una media de 20 minutos, una barbaridad, el método es intentarlo una y otra vez cambiando mi posición. Por la tarde sigo con tan ingrata tarea.

A la mañana siguiente me dedico a “arreglar” con yeso la pared que será cubierta por el pladur, es una recomendación de Rubén, hay que ser un poco curioso. Trabajo mal y lento con el yeso pero consigo cubrir las partes que más lo necesitaban.

A la una salgo para Pinseque. Estoy muy cansado, no tanto por lo que he trabajado sino por que acumulo sueño y cansancio, necesito parar. Por la tarde pensabamos salir con Paola y José Luis, pero un compromiso les impide quedar con nosotros. No bajamos a Zaragoza, nos quedamos en casa, a pesar de que nos apetecía mucho verlos, ¡qué bien! El domingo vienen a comer Kako y Teresa.

calefaccionCalefacción [Viernes, 22 de enero] Como de costumbre salgo para Ganuza alrededor de la 8 de la mañana, Pili ha pedido moscoso con lo cual no la tengo que llevar a trabajar a Zaragoza. He quedado con Alfonso, vamos a empezar a montar los tubos de calefacción, él me dará las pautas y yo intentaré aprender. Llega un poco más tarde que yo. Con los primeros tubos tenemos algunas dificultades, es un material dúctil pero cuando hay “retorcerlo” para hacerlo pasar por lugares estrechos y curvos se resiste. Casi todos los tubos los pone él, vuelve a Pamplona después de comer.

Por la tarde tengo que bajar a Estella a comprar tacos para bridas, he tenido que sacrificar la siesta. Una vez en casa me pongo a montar los tubos que faltan para alimentar los radiadores que irán por la fachada. Después me dedico a empotrar la caja que va a contener los colectores, lo hago con mortero, me cuesta mucho y sospecho que no lo he hecho bien. A la mañana siguiente sigo poniendo el resto de tubos, en este proceso se suelta la caja que había empotrado el día anterior. Cuando ocurren estas cosas, aunque no te sorprendas, “te pones de mala hostia”. La saco del todo, la atornillo como puedo a los costados y relleno los huecos entre la caja y la pared de espuma de poliuretano. Creo que ahora quedará bien.

El material empleado es tubo multicapa recubierto con una capa de aislamiento, a cada radiador llegarán dos tubos desde el colector, será un circuito cerrado, se utiliza más tubo pero se minimizan las conexiones y con ello los riesgos de fuga. Las conexiones de estos tubos a los radiadores y el colector se hacen con “tornillería”, una gran ventaja para los bricoladores.

A las 12 dejo de trabajar, almuerzo y rápidamente me voy a hacer algunas fotografías a la senda de la muga de Aramendía. A pesar de la brevedad del paseo acabo reventado, ya no aguanto las pendientes. A la una y diez, después de despedir a mi madre, salgo para Pinseque, por la tarde hemos quedado para tomar vinos.

Los reyes magos [Miércoles, 6 de Enero] Nos vamos los dos a Ganuza, Pili hace tiempo que no ve a mi madre y aprovechamos esta mañana para hacerle una visita. Canela, como siempre, se queda en casa, no está para coches. El viaje es un placer, por carreteras autonómicas, sin pasar de 100, hablando de lo divino y de lo humano. Después de dos horas llegamos a Ganuza, encontramos a mi madre bien, animada porque ya se acababan las navidades. Se cansa mucho.

Pili se queda charlando con ella, yo me dirijo cual jubilado a echarle un vistazo a la obra. Sé que no ha cambiado nada, pero me gusta observar lo que se ha hecho y sobre todo lo que queda por hacer. La temperatura es fría.

Al cabo del rato baja Pili y vuelvo a dar una vuelta con ella por todas la plantas, quiero que se empape de lo ya hecho, de lo que queda por hacer, del proyecto, de la ilusión, … Por una vez en varios años Pili cambia, ya no ve aquéllo como un obstáculo en su vida, empieza a intuir las posibilidades de lo que estamos haciendo, … Le pregunto si ha cambiado de opinión respecto al proyecto de Ganuza, me contesta con un si moderado, carente de entusiasmo, pero un sí.

nubeCabreo

Esto es un cambio radical, si hemos llegado hasta aquí con sonoros desacuerdos, me imagino a qué o a dónde podemos llegar estando los dos de acuerdo. Este acto de conciliación no sólo va a estimular las obras en Ganuza, también nos va a hacer más cómplices, nos hacía falta, en esa vida diaria y doméstica que vamos pasando con más pena que gloria.

Es un gran día y me felicito por ello. Estoy seguro que este cambio va a mejorar notablemente nuestra vida. La perspectiva, a pesar del estado de nuestra perra, ha cambiado, se dibujan nuevas posibilidades en el futuro más inmediato, se empiezan a abrir otras vías que prometen transportarnos a un mundo un poco más coherente con lo que deseamos.

cocina