La casa

Ahora sí que podemos enseñar algo más. Se han montado algunos muebles, con ellos y una barrida de escoba, intentamos montar una sesión fotográfica con la Nikon de José Luis y los móviles. El resultado no nos gusta, los contraluces juegan en contra.

Seguimos añadiendo detalles.

El dormitorio de dos camas.

El dormitorio que da al norte, con una cama de 1,35. El color frío de la pintura combina muy bien con el panel de piedra que hemos dejado como muestra, pero ha despojado a la habitación de calidez. Seguimos estudiando qué hacer, no estamos satisfechos del resultado.

 

Hemos aprovechado todos los recursos que nos ofrecía la vieja edificación. Una ventana que daba a un corral interior la vamos a utilizar para empotrar la TV.

Para liberar al muro del peso de la carga, la estructura se reforzó con vigas laminadas de abeto nórdico.

El techo está decorado con las vigas originales a las que se ha dado un tratamiento de barniz al agua.

El jardín es una de los espacios claves de la casa. Queremos que la piedra esté presente en él.