Santa mía de Eunate, lugar de obligada visita para peregrinos,
amantes del arte medieval y aficionados al esoterismo.

Fotografía cedida por Gobierno de Navarra.


 

Estella, villa medieval ubicada en el camino de Santiago, ciudad monumental y muy comercial.
El Pastor de Lokiz, leyendas que se esconden entre cuevas y bosques.
Monasterio de Santa María de Irantzu, ubicado entre montañas.


En Puente la Reina, se juntan el camino navarro y el aragonés.
Olite, sede real en el medioevo, su monumento más notable el Palacio Real.
Viana, con un ajetreado pasado histórico como plaza defensiva frente a Castilla.


Precios y reserva alojamiento